Sitio en construcción...

Más información: giovanni@troconi-arts.com

• Roberto Cortázar
• Sergio Hernández
• Lorena Campbell
• Michel Séméniako
• Gunther Gerzso
• José Luis Cuevas
• Giovanni Troconi
Impresión
• Jan Hendrix
• Antonio Luquín
Contacto
• Carlos Jurado
• Alejandro Santiago
• Pedro Friedeberg
Venta de Obra de Arte
• Gunther Gerzso
• Jan Hendrix
• Roberto Cortázar
• Alejandro Santiago
Pedro Friedeberg (11 de enero, 1936) es un artista y diseñador de México de origen italiano, conocido por su trabajo surrealista lleno de líneas, colores y símbolos religio-sos antiguos. Su pieza más conocida es la “Mano-Silla”: una escultura/silla diseñada para sentarse en la palma, usando los dedos como respaldo y descansabrazos. Friedeberg comenzó a estudiar arquitec-tura pero no terminó sus estudios. Comen-zó a producir diseños que iban en contra de las formas convencionales de la década de los cincuenta, algunos tan increíbles como casas con techos en forma de alca-chofa. Su trabajo llamó la atención de Mathías Goeritz quien lo animó a continuar su carrera de artista. Friedeberg se volvió parte de un grupo de artistas surrealistas mexicanos, entre los que se encontraban Leonora Carrington y Alicia Rahon, distin-guidos por su irreverencia, rechazando el arte social y político que era dominante en ese momento. Friedeberg ha conseguido la reputación de excéntrico y afirma que el arte ha muerto porque no se ha produci-do nada nuevo.
PEDRO FRIEDEBERG 78 X 78 Cms.
PEDRO FRIEDEBREG
PEDRO FRIEDEBERG 54 X 79 Cms.
Pedro Friedeberg (11 de enero, 1936) es un artista y diseñador de México de origen italiano, conocido por su trabajo surrealista lleno de líneas, colores y símbolos religiosos antiguos. Su pieza más conocida es la “Mano-Silla”: una escultura/silla diseñada para sentarse en la palma, usando los dedos como respaldo y descansa-brazos. Friedeberg comenzó a estudiar arquitectura pero no terminó sus estudios. Comenzó a producir diseños que iban en contra de las formas convencionales de la década de los cincuenta, algunos tan increíbles como casas con techos en forma de alcachofa. Su trabajo llamó la atención de Mathías Goeritz quien lo animó a continuar su carrera de artista. Friedeberg se volvió parte de un grupo de artistas surrealistas mexicanos, entre los que se encontraban Leonora Carrington y Alicia Rahon, distin-guidos por su irreverencia, rechazando el arte social y político que era dominante en ese momento. Friedeberg ha conseguido la reputación de excéntrico y afirma que el arte ha muerto porque no se ha producido nada nuevo.
PEDRO FRIEDEBERG
Pedro Friedeberg (11 de enero, 1936) es un artista y diseñador de México de origen italiano, conocido por su trabajo surrealista lleno de líneas, colores y símbolos religiosos antiguos. Su pieza más conocida es la “Mano-Silla”: una escultura/silla diseñada para sentarse en la palma, usando los dedos como respaldo y descansa-brazos. Friedeberg comenzó a estudiar arquitectura pero no terminó sus estudios. Comenzó a producir diseños que iban en contra de las formas convencionales de la década de los cincuenta, algunos tan increíbles como casas con techos en forma de alcachofa. Su trabajo llamó la atención de Mathías Goeritz quien lo animó a continuar su carrera de artista. Friedeberg se volvió parte de un grupo de artistas surrealistas mexicanos, entre los que se encontraban Leonora Carrington y Alicia Rahon, distinguidos por su irreverencia, rechazando el arte social y político que era dominante en ese momento. Friedeberg ha conseguido la reputación de excéntrico y afirma que el arte ha muerto porque no se ha producido nada nuevo.